Almaceneros denuncian que los mayoristas remarcaron hasta 15 por ciento los alimentos

Interés

Dice el viejo refrán, “a río revuelto, ganancia de pescadores”. Y parece que esto quisieron hacer los mayoristas, aprovechando el escándalo en el país y poniendo como excusa el contexto, para subir de manera deliberada los precios de sus productos que llegan a los pequeños almacenes.

Este lunes 4 de julio se recibieron listas actualizadas con precios difíciles de trasladar a las góndolas, sostuvo el presidente de la Federación de Almaceneros de la provincia de Buenos Aires, Fernando Savore.

Luego del fin de semana, los almaceneros se encontraron con aumentos de precios que “oscilaban entre el 10 y el 15 por ciento, tanto en alimentos, como en productos de limpieza y perfumería por parte de mayoristas y proveedores, denunció el presidente de la Federación de Almaceneros de la provincia de Buenos Aires (FABA), Fernando Savore.

El dirigente indicó que “viendo el revuelo a través de los medios, lo que hicimos fue enviar una nota a los distintos mayoristas para que nos den la oportunidad de reponer la mercadería vendida, con abastecimiento y con los mismo precios”.

A raíz de los aumentos, Savore se mostró preocupado por lo que significa tener que trasladar los incrementos a sus comercios ya que “uno tiene que darle la cara al cliente, que le da de comer todos los días y anunciarle un aumento”.

En ese sentido, destacó que a los almacenes no les queda otra que actualizar los precios en base a lo que se encuentran cuando van a abastecerse de mercadería: “Nosotros, como comerciantes, compramos y vendemos, por lo que dependemos del precio de un mayorista o un distribuidor. No tenemos la culpa”.

A su vez, agregó que tratan de “abastecer lo poco y necesario para reponer la góndola. Si hay algo que nos perjudica al comerciante de proximidad son los aumentos. Primero, porque perdemos credibilidad en el cliente. Viene con mil pesos y no le alcanza para comprar más de cuatro productos”.

Savore se pronunció a favor de terminar con el hábito de aumentar los precios por la suba del tipo de cambio y que cuando baja eso no se vea reflejado de la misma manera, al asegurar que “siempre está el mismo juego: cotizan toda la mercadería y después, cuando baja el dólar, nadie cotiza para abajo”.

Fuente Agencia Nova

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *