Decano de la Universidad de la Plata denunciado por acoso

Actualidad Sociedad

Desde abril del 2018, Miguel Berri se desempeña como decano de la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales (UNLP), cargo en el que fue reelecto recientemente con 15 de 16 consejeros para el período 2022 – 2026. No obstante, el referente de la Franja Morada acumula múltiples denuncias en su contra por hostigamiento, acoso y violencia de género por parte de sus pares del derecho, docentes y alumnas.

Si realmente existe un ámbito donde se espera que transite la evolución, el respeto, la camaradería y el buen trato, ese es sin dudas una universidad nacional; aunque en el entorno de Berri ineludiblemente no existe tal atmósfera. Igualmente, más allá de sus contactos políticos influyentes, dentro del espacio de Juntos, no hubo forma de que no se rompiera el paraguas mediático y hermético que rodeaba a la máxima autoridad académica de la carrera de Derecho (UNLP).

Berri, ahora, aparece con una docena de causas civiles y penales en su contra, por lo que alumnos y docentes preparan un multitudinario escrache para exigir al ministro de Educación su remoción y pronto reemplazo. Entre estas se destacan cuando un alumno que lo acusaba de acoso sexual lo molió a golpes de piñas en una mesa de examen, lo que no solo le dejó varios magullones y heridas sino que, tras el episodio violento, su alumnado lo convirtió en caricatura ridiculizándolo y llenando toda la ciudad de La Plata de afiches con memes suyos.

Sin embargo, el profesor de Derecho Constitucional y empleado de la fiscalía de Estado también protagonizó otros escándalos (Nro. 83131/2001 – 116446/2019 – 117555/2020 – 34586/2011). En el área de Género y Diversidades de la UNLP radican cuatro denuncias en su contra: una de una empleada y tres de trabajadoras y docentes. Como si fuera poco, sus estudiantes se quejan del permanente aliento etílico del decano sumado a un desvarío comunicacional en las reuniones y asambleas académicas.

LA CONSTRUCCIÓN DE UN PERFIL FAMILIERO

Para paliar la oleada de acusaciones en su contra, Berri apeló a mostrar la apariencia del “padre de familia perfecto” junto a su esposa cambista de cheques Marisa Otero, sus hijos MiguelLucero y Mechi. Por otro lado, sus socias Lola y Maru Alosilla, junto a su cuñada Marcela Otero, son sindicadas como los presuntos miembros de una asociación ilícita que, con la excusa de cobrar honorarios por juicios, terminan estafando a los desprevenidos clientes que llegan al estudio Berri & Asociados, dejándolos sumidos en la pobreza.

Asimismo, en calidad de abogado, recientemente estuvo exponiendo en la comisión de Asuntos Constitucionales y de Justicia de la Cámara de Diputados ante el tratamiento de la reforma del Consejo de la Magistratura. “No solo estamos aquí para dar recomendaciones, sino además para apoyar la sanción de una norma cuya constitucionalidad no sea cuestionada”, indicó el controvertido decano.https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?creatorScreenName=RealpolitikOK&dnt=false&embedId=twitter-widget-0

SU PASADO

Berri nació en la ciudad de La Plata. Hijo de una profesora de filosofía y padre abogado, ingresó a la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) en la década del 80, en donde obtuvo el título de abogado. Dio sus primeros pasos en la docencia como ayudante docente en la cátedra Derecho Constitucional, área en la que es especialista por la Universidad de Salamanca, España.

Con el retorno de la democracia, comenzó a trabajar en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires como asesor de la comisión de Derechos Humanos y Garantías, lugar que le permitió investigar los hechos ocurridos en los centros de detención clandestinos de la provincia de Buenos Aires. De 1987 a 1991, fue funcionario de la municipalidad de La Plata, ocupando los cargos de director de Asuntos Legales y subsecretario de Gobierno. Entre 1991 y 1995 fue electo concejal por la Unión Cívica Radical en La Plata y, en esta ciudad, también se desempeñó como conjuez federal.  

En 1999 ocupó el cargo de  asesor del ministerio del Interior hasta el 2001 y luego fue designado subsecretario de Ejecución de Créditos Fiscales y Tributarios de la Fiscalía de Estado de la provincia de Buenos Aires. Y desde hace cuatro años que se desempeña como máxima autoridad de la alta casa de estudios de las ciencias jurídicas, más allá del sinfín de denuncias en su contra.  

Fuente: REALPOLITIK.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *